Mientras ascendía por la avenida, flanqueada por viejos caserones y desde el interior del viejo tranvía, supo que el tiempo ya no importaba. No existían las horas, los relojes… solo la placentera sensación de pertenecer a otra época…. . Mi correspondiente regalo para una gran escritora @mascanio3 . Va por ti
10 years ago
© 2012 kasio. All rights reserved.